SOLO en caso de Emergencia…

Cada día que pasa me queda claro que nada es seguro en esta vida. Hoy en día todo cambia por hora. Cambia tanto que puedes ser reemplazado por maquinas en un abrir y cerrar de ojos (súper futurista, ¿no?). Y a raíz de ese pensamiento bien a lo “Minority Report”, fue que inicié mi fondo de emergencia, hace como tres años cuando reactivé mi vida laboral. Todo comenzó cuando estaba todavía de estudiante a tiempo completo (tiempos aquellos que nunca volverán), y leí en algún articulo de las revistas que estaban en la biblioteca donde trabajaba que decía que el 44% de las personas que viven en Estados Unidos no tenían el suficiente dinero en sus cuentas de ahorro para vivir menos de tres meses. En ese momento tuve un despertar, y me dije: “Rayza, y ¿cuánto dinero tienes tú?” y la respuesta fue “Nada, ¡si no trabajas!”. Al rato se me pasó, porque en ese tiempo yo vivía mi vida de estudiante a full, pero sí les puedo decir que en mi mente quedó esa idea rondando hasta el sol de hoy.

Para hacerles el cuento corto, y pasar a explicarles lo que realmente les interesa, apenas regresé a Panamá, hice mi desglose de gastos, metas de ahorro, y todas esas cosas que me fascinan. Decidí abrir una cuenta de ahorro de emergencia, en la que deposito una suma de dinero basándome en los gastos que tengo clasificados como fijos (Presupuesto…¡NOW!). Esto en el futuro me ayudará a sufragar gastos en caso de que me quede sin trabajo. Y bueno, si no me creen, les cuento que ya tuve que utilizar mi fondo de emergencia una vez. Cuando tomé esta decisión (I’m out!), ya yo tenía dinero para vivir con mis gastos básicos por los siguientes seis meses (los gastos básicos de Rayza incluyendo su clase de Pilates Funcionales, jajajaja!). Lo bueno es que conseguí una nueva oportunidad laboral antes del tercer mes.

Entonces si tu fondo de ahorro de emergencia mientras lees esto es no-existente, te recomiendo que no esperar un minuto más, y evalúes seguir los siguientes puntos que te dejo por aquí:

  • Lista todos tus gastos fijos (hipotecas, transporte, supermercado, etc.) para tener una idea de cual es el valor fijo que debes tener para vivir.
  • Establece un objetivo (muchos expertos recomiendan hacer el plan de 3-6-9; comienzas ahorrando tres meses, luego seis meses, y por ultimo nueve meses)
  • Revisa tus capacidad, y trata de separar aunque sea un mínimo de $50 al mes, hasta que tengas una letra de tu hipoteca, carro, o escuela de los niños.
  • Y luego solo vuélvelo costumbre.

Esta costumbre de ahorrar por si acaso es una de las mejores que he adquirido al pasar de los años. Todavía me estreso si pienso que me van a pelar en el trabajo, pero lo tomo un poco más relax por que tengo mi fondo, y sé que funciona. Así que mi recomendación es que separes un poco de tu quincena, para futuros casos de emergencias. Y no andes pellizcándolo por tonterías, ni sacar de ahí para viajes o cosas que no lo ameriten porque uno nunca sabe cuándo vienen las vacas flacas.

2 comentarios sobre “SOLO en caso de Emergencia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s