Es que soy alérgica al mall…

Con tanto festejo, Día de la Madre, navidad, friendsgiving y amigo secreto ya en nuestras narices, algunos ya habrán empezado sus compras, pero yo la verdad estoy bien verde en ese proceso. Pasa que para mi, ir a un mall, aun en circunstancias normales me resulta una experiencia abrumadora y evito pisar uno a menos que genuinamente necesite hacer una compra o vaya al cine.

Con todo esto me ha pasado que cuando menos acuerdo, llega la tarde del 23 de diciembre y aun me faltan regalos. Por suerte mi familia es pequeña y puedo salir de eso relativamente rápido, pero no sin algo de estrés. A estas alturas, el único para quien he comprado regalos ha sido mi hijo y eso porque su cumpleaños es en unos días. Ya sería el colmo que hasta eso postergara…

Sé que no soy la única para quien eso de lidiar con gentíos (y ni hablar de escoger regalos) no se nos da mucho, así que traigo algunas ideas lograr tu shopping sin necesidad de ir al mall, o por lo menos reducir el tiempo que debas pasar en el:

  1. Si tienes alguna habilidad culinaria, puedes hacer dulces, galletas o ponches para regalar. Mi barriguita y yo lo aceptamos gustosas.
  2. Identifica a tus amistades que tengan emprendimientos y abastécete con ellos (esto lo puedes aplicar para tus regalos durante el año).
  3. Compra por Internet y usa alguna tarjeta prepago para que no te vayas con la tentación.
  4. Sáltate la fila y forra tus regalos en casa. Usa papel manila y dibuja mensajes para tus seres queridos, o usa periódico o revista y así reduces desperdicio.
  5. ¿Juegas amigo secreto? La familia de mi cuñado lo hace para navidad y el año pasado mi hermana se trajo la tradición a casa… digo yo que nos fue bastante bien.
  6. Regálale una sesión de fotos a tu familia.
  7. Comparte una experiencia. Una tarde de spa con mamá, o una clase de pintura para el sobri suenan nice.
  8. Haz una donación en nombre de alguien a alguna organización.
  9. Ofrece vales de servicio a miembros de tu familia. Al menos a mí, esto me sería muy útil.
  10. Si tienes hijos, sobrinas o ahijados, enséñales el valor del ahorro y llévalo a abrir una cuenta al banco.

Dar es un camino de dos vías, así que recuerda que también puedes facilitarle la vida a los demás compartiendo tu wishlist. Ya que tengo su atención, a mi me pueden regalar libros o una hamaca para para que nos tomemos unas ricas pintas en mi balcón. Si me incluyen un ayudante guapo para colocar los ganchos para colgarla, sería fantástico. Al final del día, lo importante aquí es compartir, pero que esto no sea causa de estrés ni rompedera de bolsillo. Ya por ahí les contaré cuánto tiempo (y plata) me ahorré.

Happy shopping, folks!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s