Cuentos de la Cripta…digo, del trabajo: Vol. 2

Hace un par de semanas escribí sobre los cuentos de la cripta… digo trabajo. El tema causó tanto revuelo que dejé que los lectores de 5Palos me compartieran sus historias para que probemos una vez más que no estamos solos en esta batalla. Y bueno, sin más introducción aquí van:

Llámame a mi celular phone

Acepté una oferta en la que se me había prometido $100 más respecto a mi trabajo anterior y el clásico horario de oficina de lunes a viernes de 8 a.m. a 5 p.m. Cuando finalmente llegó mi primer día de trabajo, como parte de mi inducción me dieron un celular básico con un plan mensual de $45 dólares y viáticos de $50 dólares mensuales. Cuando llegó mi primera quincena, vi que mi pago era exactamente igual al que recibía en mi trabajo anterior. Esto me llevó straight to the faracho time y procedí a averiguar con el departamento de compensación qué estaba pasando con mi cheque… y qué creen que me dijeron. El beneficio de celular que me dieron iba a ser descontado de mi quincena. Osea que yo pasé por todo el proceso de cambiar de trabajo por un incremento de $55 dólares mensuales, que el mismo se diluía cuando llegaban los impuestos. Pues obviamente de esta experiencia aprendí que la paciencia lo es todo. Quizás si no me hubiera precipitado a aceptar esa oferta, hubiera encontrado algo mucho mejor.

 

Ti-lin Ti-lin y nada de Paleta

Entré a trabajar a un lugar donde todo pintaba súper bien. Era una multinacional, que tenia operaciones en todas partes del mundo, el personal era multi-cultural. Aunque los beneficios no eran la gran cosa para ser una multinacional, todo lo demás sonaba como una historia de amor de príncipes y princesas. Era la fórmula perfecta para que quisieras trabajar allí en un dos por tres (jummm…esto me suena muy, pero muy conocido, y creo que a Susy también). Al cabo del tiempo el encanto se fue del todo al despeñadero,  y poco a poco todo lo malo fue saliendo a flote. La compañía era un ministerio disfrazado de multinacional. El amiguismo era la clave para el crecimiento profesional, el micro-management reinaba el lugar y la burocracia era imperante. El príncipe resulto ser manso Freddy Krueger, y tremenda película de terror. Al final nuestro lector nos indica que no nos dejemos llevar por las primeras impresiones, hagan su investigación para evitar malos ratos.

 

La Pulpo

Trabajaba en una empresa familiar (pero no de mi familia) donde existían funciones bien definidas, pero como en todos lados, donde hay pocos soldados hay que hacer de todo un poco. Y bueno, así es como comienza la triste historia en donde pasé de hacer el manejo y estrategia para redes sociales y otras cosas de ese campo, a tener que moverme a los puntos de venta – esto incluye la ciudad, Colón y las playas – a armar muebles entre otras cosas. Agregándole a esto todos los “perks” de trabajar en la calle que incluyen comer en el carro, tener el carro lleno de chécheres y hacer todo esto por amor al arte – o sea, sin viáticos. En fin, llegó la época de mi evaluación y a pesar de que estaba haciendo un super extra work, me pidieron explicar por qué no estaba cumpliendo con las asignaciones del puesto.  Procedí a explicar las otras funciones detalladamente, a lo que respondieron con una gran sonrisa que “tenía que justificar su salario.” Ellos tenían la idea de que lo que me pagaban era justo y necesario para hacer mi trabajo y el de los demás. Y bueno, con esto aprendí a que si no te haces respetar, siempre alguien va a sacar provecho de ti.

Estas son tres historias de las miles que recibimos, creo que compartir estos temas nos ayuda a todos a sentirnos identificados y entender que las cosas que nos pasan a cada uno, le están pasando a otros. Quizás ver el punto de vista y cómo manejaron situaciones parecidas a la tuya, te ayude a resolver y no morir en el intento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s