¡Trabajo hay! Pero, ¿para quién?

Hacía tiempo había visto en medios locales noticias sobre las vacantes disponibles en la bolsa de trabajo del Mitradel (sí, eso existe), pero la verdad nunca le había prestado atención hasta recientemente que un conocido compartió un link a una noticia relacionada con un comentario así como “para los frescos que dicen que no hay trabajo”… y ahí empezaron mis interrogantes.

¿Cómo se alimenta esta bolsa? ¿Las empresas van y dicen “tenemos tal vacante”? ¿O si yo llego con mi carta de renuncia y ven eso como una vacante? Digo, cuando llevas al Mitradel tu carta de renuncia, debes dar información sobre el cargo, salario y lugar de donde estás renunciando, pero el que renuncies a un trabajo (o que te despidan), no quiere decir que la empresa vaya a iniciar un proceso de búsqueda inmediatamente.

Lo otro que me generó duda es ¿qué tipo de trabajos se anuncia ahí?

Según una nota de prensa en el sitio web del Mitradel, para junio de 2017 habían 1,861 vacantes disponibles en esta bolsa, las cuales eran, cito “ofertadas por diversas empresas privadas”. Estas plazas mencionadas eran mayormente para puestos técnicos, agentes de seguridad y trabajadores manuales, con algunas excepciones notables como farmacéuticos e ingenieros civiles, que son carreras que requieren largos años de estudio e idoneidades y en las que un error le puede costar la vida a alguien.

Esta bolsa de trabajo es gratuita tanto para candidatos como para anunciantes y está bajo la responsabilidad del Departamento de Intermediación Laboral, la cual está ubicada en el 5to piso de la sede en Plaza Edison, Tumba Muerto.

Para anunciar una plaza, las empresas pueden llenar un formulario con la info de la plaza que están ofertando o ir directamente a Intermediación Laboral a entrevistar gente. El Mitradel también realiza ferias de empleo que anuncian en su página web. Y no, ellos no manejan las renuncias como vacantes.

Habiendo investigado este recurso de empleo quedo con más interrogantes. Como dijo ese conocido, sí, sin lugar a dudas hay trabajo, pero no deja de quedarme el mal sabor de boca cuando veo jóvenes profesionales con maestría que demoran meses en encontrar trabajo o incluso quedan siendo subempleados, es decir, que su preparación y capacidades técnicas son superiores a las necesarias para los trabajos que tienen.

Es muy probable que los trabajos que se anuncian aquí no sean el dream job de nadie, pero es un recurso que está disponible y al final, es útil saber que existe.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s