¡Y que viva el futbol!

Siendo este nuestro debut mundialista, es imposible no dejarse contagiar por la fiebre del futbol, sin importar cuan grinch seas. En mi trabajo nos hemos montado en la ola con todo: seteamos la pantalla en el salón de reuniones para ver la inauguración del mundial, organizamos la celebración del Día del Padre alrededor del partido … Sigue leyendo ¡Y que viva el futbol!