Presupuesto: Método Base Cero

El mundo de las finanzas personales tiene un sin numero de opciones para que te organices, muchas de ellas las he aprendido en mi mundo corporativo, y veo que son muy aplicables a la vida cotidiana. Yo tenia un jefe que siempre hablaba de hacer un “Presupuesto base 0”, y cuando entendí y lo aplique en el trabajo, me di cuenta que fácilmente podemos aplicarlo a nuestras vidas. Ya que es algo bien flexible, y efectivo para saldar deudas pequeñas y llegar a tus metas de ahorro.


Entremos en materia…este tipo de técnica presupuestaria te fuerza a prestar atención a cada dólar que te entra a tu bolsillo. Si! es perfecto ya que al final de la quincena no tendrás esa clásica pregunta de ¿dónde se me fue la plata?.


El presupuesto base cero tiene como principio la formula de TOTAL DE INGRESOS menos TOTAL DE GASTOS igual a cero. Esto quiere decir que le asignaras un destino a cada dólar que ganes. Y a pesar de que suena un poco drástico, pues tu estas en control de decidir hacia donde va cada uno de esos dólares. Tu eres el forjador del destino del pago de tus deudas, y del incremento de tus ahorros (esto es perfecto para que armes tu fondo de emergencia post-pandemia). A la vez te abrirá los ojos, y te hará entender la cruda realidad en la que vives, y te dará cargo de conciencia y ajustarás el presupuesto para gastar en menos cosas que no agreguen valor (¡jajaja! Creo que es un buen propósito).


Y ahorita estarás pensando, “aja, todo bien…pero ¿Cómo se hace eso?”…saca lápiz y papel por que aquí viene bajando la información importante:

  1. Todo comienza con tus ingresos, esto debe incluir tu pago mensual, ingresos pasivos, beneficios, es decir toda la plata que te entra…ah! Y si eres emprendedor pues debes calcular tu ingreso mensual histórico más bajo.
  2. Monitorea y categoriza tus gastos por unos 3 meses, te recomiendo hacerlo en una aplicación, hoja de Excel, o un papel. ¡Tu decides! Anota todos los gastos, renta/hipoteca, servicios, seguros, transporte, extras, y hasta incluye los gastos esporádicos, así de esta manera vas preparándote (ahorrando) para ellos poco a poco.
  3. Después de este ejercicio debes tener un balance cero.
    Y bueno tres cosas importantes:
    • Si tus ingresos no cubren todo, debes tomar conciencia en buscar otros ingresos o reducir tus gastos.
    • Por otra parte si te sobra, considera asignar el sobrante a un ahorro, inversión, o retiro.
    • Mis amigos emprendedores, no olviden lista su ingreso más bajo por mes, y luego restarle sus gastos más importantes (comida, techo, transporte, deudas). El ejercicio con ustedes es bien dinámico, por que entre más dinero les entre más cosas pueden cubrir. ¡Suena hasta más divertido!

Tener un presupuesto mensual con base cero es bien divertido, y te da la oportunidad de hacer ajustes necesarios sobre la marcha, y que nada te agarre por sorpresa. ¡Y de paso te muestra tu realidad! Este método de presupuesto te ayuda a que conscientemente pagues tus deudas, y logres tener ese ahorro con propósito que tanto buscas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .