Los dichosos One-Timers

Yo soy de esa gente que siempre anda preparada para todo. Trato de ser lo más planificada posible en cuanto a mis finanzas se refiere, pero a veces hasta a los más precavidos se pueden tropezar con algún evento ocasional que no se ha considerado. A ese tipo de eventos yo les llamo “one-timers” y con el pasar de los años he aprendido a mejorar mi técnica sobre cómo manejarlos.

La primera vez que escuché eso de “one-timer” fue en el trabajo, y verdad cuando me dijeron quedé como que “wadafoc”, pero con el pasar el tiempo el término se hizo más común en mi cabeza, y hasta me di cuenta que no tan solo pasa en las empresas si no en la vida personal de todos.

Anyways, lo primero es lo primero. Definamos qué es un “one-timer”. Estos son gastos que solo se dan una vez durante un ciclo de presupuesto, y que en muchas ocasiones no los tenemos dentro del radar de nuestro presupuesto mensual. Por ejemplo, estos pueden ser los gastos de revisado y placa, el mantenimiento anual de su automóvil, revisión anual médica, o un viaje inesperado para levantar los ánimos después de situaciones difíciles.  Estos gastos normalmente nos sacan de nuestro balance si no estamos pendientes de su existencia.

Y bueno como la vida está llena de sorpresas, y nosotros como seres humanos debemos hacer todo lo posible para poder agarrarla por los cuernos y no permitir que nos derrumbe, les dejaré tres maneras para mejorar el arte de presupuestar para estos eventos que se dan una vez por año:

    1. Abre una cuenta de ahorro, y separa pequeños montos mensuales. En el momento que llegue el gasto, ya tienes el dinero listo y esperando para afrontar el pago.
    2. Programa tus bonos, o XIII Mes. Por lo menos si tu placa es en septiembre, pues puedes destinar tu XIII mes de agosto para atacar este gasto, y que no te saque de balance mensual.
    3. Acumula los montos por trimestre. es la forma más fácil de hacerlo, por ejemplo: si tienes que pagar $300 de mantenimiento en abril, crea una reserva mensual de 100 dólares durante enero, febrero y marzo.

 

La verdad las tres formas las he utilizado, y me han servido para hacerle frente al pago de revisado y placa, arreglos dentales, mantenimientos del automóvil, y hasta cuando se me cruzaron los cables, y me fui de viaje un fin de semana a Colorado. Creo que si estás en un nivel donde tienes un buen manejo de tus finanzas, ya estos “one-timers” no te agarrarán de sorpresa. Lo importante es que trates de tener dentro de tu radar una gran parte de las cosas que afectan tus finanzas durante el año, así evitas caer en deudas innecesarias que se convierten dolores de cabeza en el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s