Notas desde la Gerencia

Hay un viejo dicho que reza “el que sabe, sabe y el que no, es jefe”. Si no lo has escuchado antes, se refiere a la percepción de que los jefes andan en Belén con los pastores mientras el resto carga con el trabajo. Solo el hecho de llegar a la posición es un reto y la cosa puede complicarse dependiendo del entorno de trabajo, mix del equipo que tendrás o incluso qué ocurrió con la persona que estaba anteriormente.

En mi primera experiencia con cargo pipirisnais, realmente no tenía a nadie bajo mi supervisión. Esto estaba lejos de ser óptimo ya que en un puesto de gerencia necesitas poder delegar ejecución para enfocarte en planificación y estrategia. Por el lado amable, tenía colegas en otras áreas que apoyaban en ciertos proyectos, pero la realidad es que no puedes repiquetear, dar la misa y pedir limosna al mismo tiempo.

Antes de eso, tenía un cargo de cuasi-gerente y se me dio la oportunidad de escoger a dos personas para mi equipo de trabajo, pero independientemente del título, por la misma naturaleza del trabajo nos tratábamos como pares y también influía que todos estábamos bastante parejos en edad y todo era fun and games.

Ahora no solo estoy en un cargo de jefatura, sino que cuando llegué ya el departamento tenía alguien que me estaría reportando. No solo eso, sino que es alguien que tiene una vida trabajando en la empresa y que para rematar tiene edad para ser mi mamá… de hecho es la office mom y encargada del suministro de burundangas (so she is a very big deal).

Al principio no estaba muy segura de cómo abordar esta dinámica, pero la verdad es que tenemos muy buena química y todo va bonito. En este camino he aprendido un par de cosillas que me han ayudado a mantener el orden y disciplina para que el equipo funcione, manteniendo siempre el respeto y la camaradería:

  1. La edad solo es un constructo social. Si llegaste, es porque cumples con las competencias para lograrlo.
  2. Antes de ser líder, tienes que saber jugar en equipo y ser sensible a las necesidades de la gente.
  3. El cargo de jefe no te da corona.
  4. Reconoce la experiencia de la gente alrededor tuyo, ya sea por el conocimiento de los procesos, cultura corporativa o memoria histórica.
  5. Comparte con tu equipo toda la información sobre lo que esté dentro de tu competencia compartir.
  6. Confía en tu propio criterio sin perder la humildad de reconocer tus errores.

Mark Zuckerberg creó Facebook a los 20 y Kevin Systrom tenía 26 cuando creó Instagram, lo que demuestra que el ingenio y el liderazgo no tienen que ver con la edad.

Atentamente,

La Gerencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s