La Fiesta de Navidad

Yo tengo casi unos once años en el mundo laboral y puedo contar con las manos y me sobran dedos a las fiestas de navidad que he asistido. No por esto quiero decir que soy una grinch, si no que rara vez existió una motivación para asistir a tan magno evento y realizar el gasto que se debe hacer para que en mi caso como mujer pueda ir (pues un hombre nunca gasta casi nada…).

Para una mujer ir a una fiesta de navidad representa un gasto, porque a diferencia de los hombres, debemos invertir en arreglo de cabello, maquillaje y muchas veces en qué ponernos. A lo largo de mi carrera profesional no he tenido mucha motivación para hacer el gasto, y en ocasiones ha llegado a salir a relucir el hecho que no asistí a tan magno evento en mis evaluaciones de fin de año (que normalmente son en marzo… jajaja!), que de paso afecta mi bono y eso no es algo que me pone feliz.

Lo que sí puedo decirles es que nunca olvidaré el trabajo donde estuve en eso del 2014-2015. Esta gente sí sabía motivar a los colaboradores para que asistieran a la fiesta de navidad. Ya yo me había mentalizado a no ir a ningún evento porque la verdad siempre estaba cansada y tenía algo que hacer todos los fines de semana, hasta que un compañero comentó que te daban un bono navideño nada más por ir a la fiesta de navidad. Esto me lo dijo a pocos días del evento y me tocó hacer una improvisación rápida para como misma jugadora de Monopolio, poder pasar por GO y recoger mis cien dólares. Después de ese día comparo todas las fiestas de navidad con las de ese lugar y la verdad ninguna me motiva.

Este año como es de costumbre, no tenía motivación para asistir, pues el 2017 ha sido un año de altas y bajas, y últimamente no ando en el mood para nada. Hasta que alguien de mí oficina me hizo el pep talk, y me hizo recordar todos los comentarios dentro de mis evaluaciones causados por mi ausencia a la fiesta y el hecho que no quiero que eso sea motivo para que mi evaluación no se vea afectada. Y a pesar que al día siguiente tengo un voluntariado  que asistir (Voluntariado: solidaridad en acción), me veré obligada a ponerme mis mejores atuendos e ir a compartir un rato (quizás hasta me gane un perfume o un certificado de regalo de maquillaje, ¿no?).

Normalmente les traigo una listita para todas esas chicas que al igual que yo tendrán que improvisar para la fiesta de navidad, que en mi caso es el día de mañana. Pero en esta ocasión simplemente las remito a este post (Estás invitado a nuestra celebración… #ayuda), para que apliquen los mismos consejitos que les di para las bodas. Pero si les da pereza, aquí les dejo un resumen:

  • Se vale repetir outfit que tengas en tu closet (al menos que sea una de esas fiestas temáticas, que yo tanto odio).
  • Si tienes talento para maquillarte y peinarte, no dudes en hacerlo!
  • Siempre ten unos zapatos de color básico que combinen con cualquier outfit.
  • Mantén accesorios que sea de multiuso, y que le den un toque diferente a un outfit que ya utilizaste.

Al final no importa si tu fiesta de navidad es temática y te pidieron que fueras vestido de alguna de las historias de Dr. Seuss. Lo único que me queda a mi es decirte que trates de no gastar mucho en arreglo para este evento, te diviertas y que mantengas en mente que estos son tus compañeros de trabajo y que vale buco bestia que te recuerden como el morisqueto de la fiesta de navidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s