Lunch-Money

Si regreso el tiempo atrás y me pongo a guardar todo el dinero que he invertido en mi categoría de alimentación podría tener unos $8k extras en mi cuenta de ahorro. En muchas ocasiones he tenido esta conversación en diferentes grupos, ya sea las chicas de Lapso o mis amigos de la vida (llámese vida toda esa gente que conocí en el trabajo, en internet, en la vida pues…) todo el mundo gasta mucho en salir a comer a la calle.

Si me subo en el DeLorean y me voy al 2007 cuando comencé mi carrera profesional, puedo decir que todos los días de la semana gastaba un average de $6 en comida durante mi almuerzo y en ese entonces ganaba salario mínimo. Esto quiere decir que literalmente me comía mi salario. La cosa se complicó cuando me fui a la firma de auditores, porque era medio complicado llevar almuerzo al cliente, así que se imaginarán la cantidad de dinero que gastaba en almuerzo. Con el tiempo el tema del almuerzo lo he resuelto, pero mi categoría de comida ahora es atacada por las salidas sociales a comer, pero esa es harina de otro costal.

Diferentes investigaciones indican que el trabajador promedio sale a comer al mediodía por lo menos una vez por semana, y que también existe un 20% de la fuerza laboral que compra almuerzo de tres a cuatro días a la semana. Fuera de las investigaciones lo veo diariamente, tengo amigos, conocidos o simplemente compañeros de trabajo a los cuales veo salir a comer o comprar comida diariamente. Yo debo confesar que si no fuera vegetariana me la viera bien difícil en eso del almuerzo, porque mis conocimientos de cocina son bien básicos, pero por lo menos desde el 2014 a la fecha, salgo a almorzar muy rara vez.

Esto me lleva a invitarte a analizar cuánto es el porcentaje de tu salario que se va directamente a la categoría de comida y visualices lo que podrías hacer si comienzas a invertir más tiempo en la cocina y menos tiempo comprando en la calle. Y para eso como es de costumbre te dejo opciones que puedes aplicar para ahorrar dinero en el almuerzo:

  • Lleva lo que sobra de la comida del domingo, por lo menos ya es un día menos de gasto, y el recalentado siempre es más rico.
  • Meal-prep, a pesar de ser un termino muy utilizado entre la gente “fit”, yo considero que cualquier ser humano puede agarrar el domingo para preparar la comida de la semana, y meterla en el congelador.
  • Comida preparadas, en el supermercado venden estas comidas “home-made” que son preparadas con anterioridad, es como una especie de meal prep pero súper económico.
  • Ir al mercado San Felipe Neri o al supermercado, si existe una cosa que se llama mercado y supermercado donde venden alimentos sin preparar, pero que con un poquito de imaginación y tiempo llegan a ser unos manjares de dioses.
  • Prémiate a ti mismo, si te propones comer cuatro días a la semana comida que traes de casa, puedes darte un cheat-meal o premio en el lunch del viernes. Después de todo, la vida es muy corta, y hay que divertirse de vez en cuando.

Quizás después de leer este post tengas aún más ideas de cómo aminorar el gasto de almuerzo, o si simplemente aplicas los consejos que te dejé en la lista. Lo que sí les puedo decir es que si son más conscientes  sobre este tema verán cambios en sus carteras y también verán cambios en sus cuerpos, por que no hay nada más sano que la comida de casa.

Un comentario sobre “Lunch-Money

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s