Las Becas Walton desde adentro

Como conté la semana pasada, tuve la oportunidad de estudiar mi licenciatura en los Estados Unidos gracias al Programa Internacional de Becas Walton. Este programa tiene ya un poco más de 30 años de brindar educación superior a jóvenes panameños quienes regresan a su país a aportar su experiencia como nuevas fuentes de oportunidades.

Desde que me gradué, he tenido el privilegio de participar en el proceso de reclutamiento y selección para este programa. Ya compartí el “qué” y ahora veremos el “cómo”:

Los requisitos

Lo primero es saber si eres elegible para participar:

  • Panameño
  • Soltero
  • Entre 17-24 años de edad
  • Estar cursando el último año de secundaria o primero de universidad
  • Tener un promedio mínimo de 4.3/5.0 o equivalente
  • Conocimiento del idioma inglés

Aquí debo hacer énfasis en que la beca es para estudios de licenciatura y no para aprender inglés, por lo tanto el estudiante debe poseer un conocimiento que le permita desempeñarse en un entorno académico de forma satisfactoria. Ahora, cuando decimos “conocimiento del inglés”, no requerimos que el estudiante sea bilingue ni mucho menos exigimos que se identifique con un nivel de inglés “básico”, “medio” ni “avanzado”. Aquí la pregunta clave es: ¿te comunicas o no te comunicas?”

La postulación

El proceso de postulación consta de dos partes. No importa el orden, siempre y cuando lo hagas dentro del tiempo de convocatoria. Eso sí: una no es válida sin la otra.

  1. Enviar los documentos
    1. Copia de certificado de nacimiento o de cédula
    2. Créditos escolares
    3. Carta de trabajo y copia de talonario de la Caja de Seguro Social de los acudientes (declaración de renta en caso de trabajadores independientes)
    4. Hoja de vida en inglés
    5. Ensayo autodescriptivo en inglés (mín. 500 palabras)
    6. Tres cartas de recomendación
  2. Llenar el formulario online

De estos requisitos, el que más genera interrogantes es el ensayo. Esto es lo que nos dirá quién eres más allá de las calificaciones. Aquí es donde nos cuentas cuáles son tus sueños, qué experiencias te han moldeado, qué cambios quieres lograr para ti, para tu familia, para tu entorno. Aquí es donde tú nos dices por qué eres especial y yo debería decir “hey, yo quiero entrevistar a esta pelaita”, además que nos permite una evaluación preliminar del inglés del candidato.

What’s next?

Durante el periodo de convocatoria cotejamos la lista de aplicaciones online contra los paquetes de documentos recibidos y damos seguimiento para asegurar que los candidatos hayan completado ambos pasos (si me preguntan, no deberíamos hacerlo, pero somos así de nice). Cuando ya cierra la convocatoria, los exalumnos nos reunimos a revisar la documentación enviada para verificar que en efecto cumplan con los requisitos para ser invitados a una primera ronda de entrevistas.

La entrevista

La entrevista realmente no es nada del otro mundo ya que realmente no preguntamos nada que el candidato no sepa. Preguntamos sobre su escuela, su familia, qué quiere estudiar y por qué, sus hábitos, etc.

La idea es conocer más al candidato de forma que podamos determinar si su plan de vida es coherente con los valores y condiciones de la beca e indagar en partes de su historia que no hayamos podido deducir a partir de su ensayo y los documentos enviados. La entrevista también nos permite determinar el dominio del inglés del candidato (esto se les advierte cuando se les llama y se les recuerda justo antes de empezar) y que este concuerde con lo que vimos en el ensayo… hemos tenido casos de estudiantes que presentan ensayos impecables y cuando llegan a la entrevista no dicen ni “pollito-chicken”.

Aquí viene la parte difícil…

Si bien no tenemos un tope para la primera ronda de entrevistas, los directores de la beca sí nos dicen cuántos estudiantes quieren entrevistar ellos cuando vienen a Panamá, así que nos toca exponer los casos que entrevistamos y defender los que consideramos potables.

La entrevista con los directores, digo yo, es más fácil. Las preguntas y el formato es bastante parecido al de la anterior, así que ya sabes qué esperar.

Luego de esa entrevista toca tener paciencia hasta que te digan si vas o no vas.

Y aquí está lo que puedo compartir sin hacerles la tarea. La experiencia de la Walton es una que ha cambiado muchísimas vidas en Panamá y Centroamérica y los exalumnos del programa contribuyen (ok, contribuimos) desde empresas reconocidas y emprendimientos propios a construir un mejor país. Así que si tienes un hermano, una prima, ahijado o sobrina favorita a la que le puedas compartir esto, o si eres tú misma, mantente atenta, que las convocatorias empiezan en julio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s